Primero Familia

¿UTILIZAS LA REGLA DE LOS 5 SEGUNDOS?


Muchos padres aplican “la regla de los 5 segundos”, al niño se le cae su bocadillo de las manos al piso y el padre lo recoge lo más rápido posible, sopla un poco y listo, se convencen de que sigue “limpio”.

 

Científicos de Rutgers se propusieron desmontar esta teoría tan famosa y popular entre los padres. Para ello, reconstruyeron espacios contaminados, de distintos materiales, intentando recrear los lugares en donde puede caerse por descuido del niño o nuestro algún alimento: acero inoxidable, madera, baldosas de cerámica y alfombras.

 

Después embadurnaron con las mismas bacterias (utilizando salmonela) todos los espacios, y dejaron caer alimentos de diferente tipo: pan, sandía, gomitas secas y pan con mantequilla, teniendo en cuenta de que el 99% de los casos caerá por el lado de la mantequilla.

 

Dejaron los alimentos en cada uno de los lugares contaminados por espacios diferentes de tiempo, 1 segundo, 5 segundos, 30 segundos y más de 300 segundos.

 

Como resultado obtuvieron que las superficies más contaminantes fueron la cerámica y el acero inoxidable. También descubrieron que el tipo de alimentos que se contamina con mayor rapidez son los alimentos húmedos, en este caso la sandía, y el más resistente a las bacterias fueron las gomitas secas.

 

Todos los alimentos se contagiaron antes de que pasaran los cinco segundos. Puedes tener suerte y que entre las bacterias que se lleve el niño a la boca tras “limpiar” el bocadillo que se le cayó al suelo no sean salmonela o escherichia coli. Puede que no le pase nada porque cayó en una superficie de madera y el alimento no estaba lo suficientemente húmedo, o puede que sí se contagie de algo.
Al final depende de la superficie y el alimento, se podría decir que es de suerte, y está en tus manos aplicar la regla de 5 segundos o no.


'¿UTILIZAS LA REGLA DE LOS 5 SEGUNDOS?' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto