Primero Familia

TRABAJAR DESPUES DE DAR A LUZ


Regresar a trabajar después de dar a luz a un bebé es difícil acoplarse a un nuevo ritmo de vida laboral. Por su puesto que a veces tenemos que sacrificar un poco ambos lados y aceptar que tus ambiciones profesionales podrán cambiar y que no es imprescindible aspirar un ascenso de inmediato y por el otro lado no sentirte culpable al no poder convivir con tus hijos más horas. Sin embargo hay distintas maneras para sobrellevarlo

  • Negociar con tu jefe siempre es una buena opción para poder hacer espacio para tus pequeños, cuéntale que no estás dispuesta a trabajar horas extra y que necesitas tiempo para amamantar a tu bebé.
  • Mentalízate que ahora en este momento tan valioso de tu vida no estás dispuesta a poner en meta un ascenso.
  • Busca una guardería o una niñera, ambas son buena opción, personas muy bien capacitadas podrías encontrar por medio de recomendaciones, o si no conoces a alguien y eres nueva en la ciudad puedes optar por una buena guardería, podría ser cerca de tu trabajo para que puedas ir a verlo en tus tiempos libres,  y así sabrás que tu bebé será feliz y bien cuidado por las mañanas.
  • Llega a un acuerdo con la niñera que programe los tiempos de siesta para que de esa manera cuando llegues a casa o llegues por él a la guardería esté despierto para que puedas aprovechar el tiempo con él, juega, ríe, canta y goza con el, ten en mente que calidad es mejor que cantidad y que el poco tiempo que pasas con él sea de la mayor calidad posible.
  • Organízate para poder llevar a cabo los quehaceres del hogar, puede ser un lujo contratar un servicio de limpieza toda la semana o quizá al menos dos veces a la semana sería más que suficiente, también hay maneras de organizar bien la ropa siempre por colores cada que la tengas que poner en el cesto y de esa manera no tener que vaciar siempre para seccionar a la hora de lavar, comprar desechables por unos meses en lo que se reducen las tomas frecuentes del bebé para no tener que lavar trastes extras aparte de los biberones por la noche.
  • El tiempo para ti también en importante, tu nivel de estrés podría afectar el cómo convivir con tu hijo, asegúrate de hacer un espacio también para ti, habla con familiares o déjalo una hora extra en la guardería para poder consentirte, con una siesta después del trabajo, o un café con alguien, también puedes considerar inscribirte a una clase de yoga o pilates aunque sea una hora tomatelá!
  • Piensa que todo está bien, todo saldrá bien y mantendré la calma, son las tres cosas que te puedes mencionar a ti misma, recuerda que los problemas del trabajo no deben entrar a tu casa, en tu casa solo debe habitar la felicidad tuya y de tu familia, nada más y nunca te debes sentir culpable por trabajar, es algo que es necesario superar para llevar una vida más tranquila.


'TRABAJAR DESPUES DE DAR A LUZ' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto