Primero Familia

¿Qué es la familia?


La familia es la base de la sociedad. Es la cuna de la vida y el amor. Una sociedad exitosa comienza por familias unidas que crean lazos de amor y apoyo. De cierta manera, la familia es el corazón de la sociedad. Somos resultado de lo que aprendimos en familia y eso nos define siempre. En familia aprendemos quienes somos, de dónde venimos y hacia donde debemos ir.

Al nacer, la familia es la que cubre las necesidades básicas del bebé, pero no solo eso, la familia es la que se encarga de que el bebé este rodeado de amor; el amor es fuente de felicidad y la familia una fuente inagotable de amor. Al observar como interactúa su familia, el bebé aprende como funciona una sociedad y aprende amar. La educación comienza en la casa, en familia se aprende el sentido de responsabilidad y la solidaridad. Le da estructura al niño y le enseña los valores, lo va formando de manera religiosa, social y política.

El niño nace con su personalidad definida; es algo innato. Sin embargo, el carácter, algo que se define como: “conjunto de cualidades psíquicas y afectivas que condicionan la conducta de cada individuo o de un pueblo” (Real Academia Española, 2014), se va formando gracias a lo que el niño aprende de interactuar en familia. El carácter son convicciones, creencias y actitudes que heredamos de la formación familiar. El carácter bueno o malo, depende de la familia.

El respaldo familiar nos ayuda a enfrentar los problemas de la vida y convertirnos en quienes debemos ser. Nos fortalece la autoestima y salir adelante de manera exitosa con los altibajos. La familia nos ampara, nos auxilia y nos ayuda a cargar los problemas cuando se hacen muy pesados. De la familia aprendemos a adaptarnos a los cambios, administrar lo económico y a nutrir el espíritu.

La familia ayuda a determinar desde cosas simples como el gusto por ciertos tipos de música, hasta cosas más complicadas como ideologías políticas. Las conversaciones que tenemos con nuestra familia desde pequeños nos van dando una idea de cómo debemos actuar y pensar. Aún y cuando no estemos totalmente de acuerdo con la manera de pensar de los demás miembros de la familia, su opinión nos va moldeando e influye en las decisiones que tomamos día con día.

La familia proporciona una identidad ante el mundo. Saber de dónde venimos es necesario para saber hacia dónde vamos. Aprendemos tradiciones, cultura étnica, incluso aprendemos el amor por ciertas profesiones. Un padre contador enseña a sus hijos el amor por los números, lo que los hace más predispuestos a estudiar algo relacionado con las matemáticas. Continuar con tradiciones familiares estrecha los lazos amorosos entre los miembros de la familia; saber que esas tradiciones son únicas en la familia proporciona seguridad y reafirma la identidad individual ante la sociedad.

Tener una familia unida proporciona felicidad y estabilidad. Cuando toda la familia está al pendiente unos de otros, se convierten en un equipo inigualable. Lo mejor es recibir felicitaciones y apoyo de la familia cuando vamos caminando por el buen camino, es un orgullo hacer sentir orgullosos a los nuestros. Igualmente, cuando estamos un poco perdidos, bastan las palabras alentadoras de algún familiar para regresarnos al camino correcto. Cuando el camino se vuelve oscuro, la familia es la luz que nos alumbra. De nadie más se recibe el tipo de apoyo que se recibe de la familia, ellos nos conocen de siempre, saben que palabras utilizar para llegar directo a nuestro corazón, y además, quieren lo mejor para nosotros, así que sus consejos, siempre serán en beneficio para nuestra vida.

Toda familia lleva una religión, y la religión es parte importante del bienestar emocional de una persona. Sin importar cual religión se practique en casa, es importante para el niño tener un sistema de religión bien definido del cual sujetarse en momentos difíciles. La familia proporciona una religión a seguir, pero más que esto, provee plenitud espiritual.

La familia pueden ser padre, madre e hijos, pero también una mezcla de personas que no tienen lazos biológicos en común, pero los une el amor.  La familia es más que genética; son todas las personas que amamos.  En una era en donde existen más matrimonios rotos que matrimonios duraderos, la definición de familia ha cambiado mucho para incluir a padres e hijos de primeros y segundos matrimonios. Esto genera lazos de amor que son igual de fuertes que los biológicos. Igualmente, en muchos casos, los amigos cercanos se convierten en familia permanente.

La familia nos forma, nos define, nos prepara para enfrentar al mundo. Una red de familias moralmente fuertes, unidas y felices, crea una sociedad feliz, próspera y exitosa.

Por: Norma Olivares


'¿Qué es la familia?' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto