Primero Familia

NUTRIENTES FUNDAMENTALES EN EL EMBARAZO


Durante el embarazo se producen cambios en el organismo de la mujer, los cuales sirven para preparar al cuerpo para que el crecimiento y desarrollo fetales sean óptimos, debido a esto se necesita un aumento de los requerimientos de energía y nutrientes.

Una dieta adecuada previene problemas como la hipertensión arterial, el desarrollo de diabetes gestacional, hemorroides, alumbramientos prematuros y bajo peso al nacer. El bajo peso o desnutrición materna antes o durante el embarazo trae un mayor riesgo de morbimortalidad infantil.

Entre los nutrientes esenciales en el embarazo están las proteínas, ya que cumplen una función primordial en el organismo la cual es la función estructural, constituyen la base para la formación de nuevos tejidos.

Durante el embarazo se forman las estructuras de la placenta, el útero aumenta de tamaño, se realizan grandes cambios en las glándulas mamarias y se desarrolla el nuevo feto, por eso son tan importantes las proteínas.

Las necesidades de proteínas en el embarazo van de 1 a 1,2 gramos por kilogramo. Los alimentos de origen animal son los que poseen proteínas de mayor valor biológico. Otras fuentes son las legumbres, los cereales y las frutas secas. Si se lleva una alimentación vegetariana se deben de combinar las legumbres con los cereales para obtener una proteína completa.

Las necesidad energéticas aumentan en esta etapa, por eso se aumentan 300 Kcal diarias en la dieta. Los hidratos de carbono tienen como función principal proporcionar energía, por lo que son esenciales durante el embarazo. La alimentación debe de contener cereales como pastas y el arroz, y legumbres, de preferencia deben de ser integrales ya que en el embarazo se disminuye la tolerancia a los hidratos de carbono y se crea una marcada resistencia a la insulina.

Además el aporte de fibra, favorece el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, el cual es uno de los problemas más frecuentes en las mujeres embarazadas.

El ácido fólico, o vitamina B9, es otro de los nutrientes esenciales, un buen aporte de este nutriente previene malformaciones del tubo neural del feto.

El requerimiento de esta vitamina se duplica durante el primer trimestre de gestación, es necesario un aporte de 400 a 600 microgramos diarios. Como la mayor parte de las mujeres no logran cubrir esas necesidades, se les suele suplementar con ácido fólico antes y durante el embarazo.

Es importante ayudar a alcanzar esos requerimientos con una alimentación adecuada que incluya vegetales de hoja verde, brócoli, espárragos, hígado, huevo y nueces.

La vitamina C favorece la absorción del hierro, evitando que se desarrolle anemia ferropénica. Los cítricos son ricos en esta vitamina, así como el kiwi, frutillas, pimiento y brócoli.

La ingesta de hierro se debe de duplicar durante el embarazo, principalmente durante el tercer trimestre donde los requerimientos son mayores debido al aumento del volumen de la sangre.

Se recomienda una ingesta de 27 a 30 mg diarios, debido a que los requerimientos son elevados y no se llega a cubrir con la alimentación, se indican suplementos. Un bajo aporte de hierro puede provocar anemia ferropénica, lo que eleva la tasa de mortalidad materna.

El hierro lo encontramos en las carnes, hígado, legumbres, huevos, frutos secos, cereales fortificados, vegetales de hoja verde y quinoa.

El calcio es necesario para evitar la descalcificación de la mujer embarazada. Para que se asimile mejor es necesaria una ingesta adecuada de proteínas y vitamina D. Durante la gestación se tiene que aportar 400 mg. más de calcio por día, el requerimiento en el embarazo es aproximadamente 1400 mg. diarios de este mineral.

La leche y sus derivados son una buena fuente, pero también se encuentra en la acelga, soja y repollo.

El yodo es esencial para el crecimiento y desarrollo del cerebro del bebé. Se encuentra principalmente en mariscos y pescados. Una buena opción es utilizar sal iodada.

El magnesio se encuentra distribuido principalmente en huesos y músculos. Aumentan los requerimientos principalmente en los dos últimos trimestres, donde es frecuente que la mujer sufra calambres y hormigueos.

Los vegetales verdes, cereales integrales, nueces, almendras y legumbres constituyen una buena fuente de este mineral.

Es necesario un correcto aporte de vitamina A ya que una de sus funciones es contribuir al mantenimiento y desarrollo de tejidos, además desempeña funciones importantes en la visión, crecimiento óseo y en el sistema inmunitario del bebé.

Como es una vitamina liposoluble tiene la capacidad de almacenarse en el organismo, por lo que no es necesario un incremento en el embarazo, sin embargo se tiene que tener precaución con la ingestión excesiva de vitamina A ya que produce toxicidad y puede causar malformaciones en el feto.


'NUTRIENTES FUNDAMENTALES EN EL EMBARAZO' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto