Primero Familia

NIÑOS: AUTOCONTROL Y LA TÉCNICA DE LA TORTUGA


El objetivo de la “Técnica de la Tortuga” es trabajar la impulsividad y el autocontrol de los pequeños. Hay veces que los niños se enojan o algo no les sale como querían, tienden a comportarse de manera impulsiva, como dar patadas, insultos, gritos, etc.

 

Esta técnica consiste en que al niño o niña se le cuente una pequeña historia de una tortuga que está viviendo la misma situación, en el cuento se le da una estrategia a la tortuga que le ayude a controlar sus problemas actuales. Esa estrategia se utiliza posteriormente con el niño al recordársela  en el momento que se requiera.

 

Te presentamos la historia tal cual lo cuenta un profesional.

 

Se trata de una pequeña tortuguita llamada Manolita , que se mete en muchos problemas. Cuando está en el colegio y alguna tarea le sale mal, enseguida  siente mucha rabia y la rompe, cuando la regaña la profesora se enfada muchísimo, cuando está jugando en el patio y otro niño o niña la empuja sin querer, ella no se queda quieta y se defiende dándole/a una patada…

De tal forma, que toda  esta serie de conductas que realiza la tortuguita Manolita, le resultan muy tristes. Después de comportarse así se siente muy mal, experimenta sentimientos de culpabilidad pues piensa que hubiera sido mejor resolver su problema de otra forma en lugar de pegar o de insultar como lo ha hecho.

Toda esta situación le acarreaba a la tortuguita muchos problemas; la profesora la castigaba sin ir a jugar al patio, los compañeros no querían jugar nunca con ella… Por lo que Manolita se sentía muy triste y deprimida.

Un buen día, cuando Manolita  volvía a casa sintiéndose muy triste por lo que había ocurrido en su colegio, se encontró con otra tortuga muy grande. Aquella tortuga con muchos años de edad y por lo tanto muy sabia, le dijo:

– ¿ Manolita, no te das cuenta que la solución a todos tus problemas se encuentra en tu caparazón?. Cuando te encuentres con una situación a la que no sabes bien como hacer frente, debes  meterte en tu caparazón y contar hasta diez.

La pequeña Manolita,  al escucharla, pensó que tal vez sería una buena idea, y dijo que la próxima vez que le sucediera algo parecido seguiría el consejo que le había dado esa sabia tortuga.

Al día siguiente cuando llegó al colegio, así lo hizo.  Cuando sentía que se estaba enfadando porque los deberes que le había puesto el profesor eran muy difíciles y no le salían, se metía en su caparazón y contaba hasta diez, después se decidía a salir y lo veía todo diferente;  ya no estaba tan enfadada.

Cuando estaba en el patio del recreo jugando con sus amiguitos y estos la empujaban, para controlar esa rabia que la invadía, utilizaba la misma estrategia; se metía dentro de su conchita y contaba hasta diez. Cuando salía, ya estaba algo más calmada y no sentía tantas ganas de enfrentarlos.

Día tras día, la tortuguita Manolita ponía en práctica lo que le había dicho la tortuga mayor, y poco a poco tanto el profesor como los compañeros comenzaron a darse cuenta de su gran cambio de actitud; ya no rompía las tareas, no empujaba, no insultaba… Todo esto tenía beneficios muy importantes para el bienestar de la tortuguita, se sentía más feliz porque ya no tenía que soportar los regaños de los profesores, sus amigos querían jugar con ella y no la aislaban, sus papas estaban muy contentos con su nuevo cambio … La técnica de meterse en su caparazón y reflexionar durante unos instantes tuvo beneficios muy significativos para nuestra protagonista.

Esta técnica es apropiada para niños en preescolar y primaria, normalmente se utiliza una imagen de la tortuga, aunque hay niños que no reaccionan con dicha imagen, por lo que se puede utilizar un gato, un perro u otro animal, lo realmente lo importante es el objetivo de conseguir el autocontrol.


'NIÑOS: AUTOCONTROL Y LA TÉCNICA DE LA TORTUGA' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto