Primero Familia

Mascotas Virtuales


¿Qué es una mascota virtual?

En la actualidad y gracias a los avances de la tecnología, podemos adquirir una mascota virtual o mascota digital, que es un compañero artificial para humanos.

 Su principal uso es el entretenimiento y la compañía y sustituyen en ocasiones una mascota de verdad como un perro, gato, peces, etc…

Este tipo de mascotas no es lo mismo que una mascota robótica, pues no tienen una forma física concreta, tan sólo son producto de un hardware mediante el cual se ejecutan.

El objetivo de estas se divide en dos tipo, ya que puede variar o simplemente no existir objetivo alguno.

 I.- Cuando existe un objetivo, consiste en mantener a tu mascota por un lapso de tiempo, mantenerlo vivo y hacerlos crecer, esto dependiendo del tipo de mascota que adquieras, así como del hardware con el que han sido creados. Es una experiencia que pretende hacer sentir que es una mascota real, pues tendrás que alimentarla, limpiarla, jugar con ella, en fin ayudarla a crecer y desarrollarse como si fuera un ser vivo.

II.- En el caso de las mascotas en las que la interacción no tiene objetivo alguno, los usuarios pueden conocer la personalidad de su mascota, irla conociendo y disfrutar de cada cambio que se va generando en ella.

Los creadores de este tipo de mascotas y programas cibernéticos, utilizan diversos efectos visuales e interacciones realistas para crear la sensación de vida en sus mascotas y dar realismo a cada vivencia que se tiene con ellas.

 ¿Qué perjuicios tiene una mascota virtual?

Los perjuicios que puede arrojar el tener una mascota virtual, van con relación a la edad de los niños que las adquieren, así como el tiempo que papá y mamá le dedican a sus hijos para enseñarles y explicarles la diferencia entre lo real y lo virtual, las emociones reales y falsas, se han dado casos en que los niños, han tenido problemas psicológicos al perder a su mascota virtual, así como que son un distractor real para sus actividades tanto académicas como familiares, por lo que te recomendamos que si tú o alguien de tu familia, como pueden ser tus hijos adquieren una mascota virtual, dediques tiempo a él y la mascota, estableciendo el límites entre lo que es real y lo que no.

 Por: Nora Oropeza


'Mascotas Virtuales' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto