Primero Familia

Los retos a los que se enfrenta la familia


La familia vive constantemente en procesos de transformación, que poco a poco se va adaptando a los cambios sociales que van enfrentando, como los cambios sociales, políticos, económicos, de salud, de educación y emocionales.

Las familias que no tienen valores y principios morales realmente sólidos, se convierten en inestables hasta poder desintegrarse por completo. Los divorcios, pérdidas económicas o de un ser querido, pueden provocar serios problemas dentro del núcleo familiar.

Todas las familias pasan por etapas diferentes, unas las viven más pronto que otras, pero generalmente todas viven situaciones parecidas, pero se manejan de diferente forma, dependiendo de la educación y la forma de pensar de las cabezas de familia.

La familia se encuentra unida por vínculos y lazos consanguíneos, donde existe una estrecha relación entre cada uno de los miembros que la conforman, y que durante el proceso de desarrollo se van formando integralmente como individuos.

La familia, es la estancia mediadora entre el individuo y la sociedad, dentro de la familia se provee a todos sus integrantes todo lo necesario para llevar una vida plena y feliz. Es el lugar donde se va forjando la personalidad de cada uno de los integrantes que la forman, sus actitudes, desarrollo y sus valores.

Existen etapas que transforman a  la familia, es decir se convierte en un ciclo cambiante, activo y dinámico durante su desarrollo. Por lo que existen cambios en su estructura en la manera de interactuar, de comportarse y comunicarse. Cada miembro de la familia tiene su propia identidad.

Durante estos cambios, la familia va enfrentándose a diferentes retos, primero  cuando la pareja decide tener hijos se presenta el principal reto, primero la mujer cambia físicamente y emocionalmente, estos cambios, algunas veces pueden presentar problemas adaptando sentimientos  que llegan a confundir la relación de pareja y poder ponerla en desequilibrio, por otro lado, la educación de los hijos se enfrenta a la influencia de cada uno de los cónyuges.

El reto a enfrentarse al papel de padres sin descuidar el rol de pareja, es de gran importancia. Esta etapa muchas veces  puede desencadenar en un descuido hacia la pareja, debilitando la relación. Es muy importante la comunicación y dedicar tiempo a la pareja y dejar realizar poco a poco, sus nuevos papeles como padre y como madre, de esta forma se estará estructurando la pareja y adaptándose a la nueva vida como padres.

Cuando los hijos empiezan a crecer, no descuidarlos y atenderlos debidamente, es una gran reto, ya que muchos padres únicamente se dedican a ser proveedores, descuidando la calidad de la relación con sus hijos, se necesita cumplir el reto de la atención, la motivación, el respeto y amor por los hijos.

La adolescencia un reto más para todos los que integran la familia, para muchas de ellas uno de los más difíciles por el elevado nivel de rebeldía de los hijos. La familia entra en una crisis de transición con los hijos tanto socialmente, como psicológicamente, tratando de buscar una identidad, viviendo en una falsa contradicción de independencia por parte de los jóvenes y una mejor manera de educar a los hijos por parte de los padres, dejando atrás frustraciones y reproches.

En esta etapa, nace una nueva forma de relación ambivalente entre los hijos y los padres, es decir, querer estar cerca pero al mismo tiempo, alejarse del núcleo familiar, comienzan los cambios de reglas, estrategias y límites reestructurando la educación, renegociando las relaciones familiares para dejarlos de tratar como unos niños, evitando las muestras de cariño frente a los demás.

Al final de la etapa de la adolescencia, se encuentra en el desprendimiento familiar cuando llega el momento de empezar a tomar decisiones importantes y  asumir las consecuencias con responsabilidad y autonomía, empezando a desfilar en el camino de la independencia. El reto aquí, es apoyar la integración personal para que ese miembro de la familia, el hijo o la hija logren estructurar su vida en torno a la mejor elección de una carrera profesional y de una pareja, comprometiéndose a fortalecer el yo para en un futuro formar un nosotros.

La mejor manera de afrontar esta situación, es trazar un proyecto de vida donde los hijos puedan visualizar su futuro y poder alcanzar los objetivos que se han planteado. Fomentar el desarrollo y habilidades de los hijos dará seguridad para que  ellos avancen solos en su camino durante la vida.

Otro reto importante, es cuando uno de los hijos decide tener una pareja, es difícil para muchas familias entender que los hijos crecen y en lugar de prohibir y convertirse en enemigos de los hijos, hay que reestructurar las reglas y las negociaciones dentro de la familia en lo emocional, dando la verdadera importancia a los sentimientos de los hijos, de esta forma la adaptación a este cambio será más fácil. Hacerles ver que es una etapa enriquecedora, que ayudará a forjar su personalidad y sus relaciones emocionales.

 Por: Nora Oropeza


'Los retos a los que se enfrenta la familia' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto