Primero Familia

Los pros y los contras de las mamás que trabajan y las que no


Mamás que trabajan

La mujer del siglo XXI cambió de manera drástica la perspectiva de la mujer desde hace ya varios años. Rompiendo esquemas e independizándose, la mujer de hoy en día ha logrado llegar a ser un modelo a seguir por las muchas tareas que ellas llevan a cabo diariamente. Una de esas grandes tareas, además de luchar en un mundo tan masculinizado, es ser madre. Las mamás que trabajan, las que muchas veces son el sostén de la familia, generalmente han llegado a ser un modelo a seguir para sus hijos. Sin embargo, en muchas ocasiones no dedicarles el tiempo suficiente como se lo dedicaría una ama de casa, puede llegar afectar en el comportamiento de sus hijos.

Para una mujer es importante sentirse plena, llegar a esa etapa en donde se cree tenerlo todo, sentirse autosuficiente, independiente y verdaderamente valiosa. Esa es la meta de una mujer trabajadora, y para que esto sea posible se requiere de mucho esfuerzo. Existen muchos beneficios de ser una madre trabajadora al igual que consecuencias negativas. Aquí encontrarás los pros y los contras de este tema.

Empezaremos hablando de los pros,  una mujer que es madre y parte de la fuerza laboral, puede llegar a lograr un equilibrio entre ambos roles si se lo propone. Algunos estudios incluso muestran que si una mujer tiene hijos pero no trabaja, tiene tendencias a experimentar más sensaciones de tristeza e ira, comparada con la mujer que es madre y trabaja.

No hay duda que la mujer que trabaja traerá un mayor ingreso monetario a la familia. Dado a la economía que últimamente ha afectado la estabilidad familiar, el rol de la madre trabajadora puede traer un mejor nivel de vida a sus hijos. Proveerles con las cosas necesarias además con los deseos es muy importante para los padres.

Las especulaciones de que los hijos de madres trabajadoras son problemáticos fueron desmentidas por el análisis. Los niños con menos de tres años cuyas madres trabajaron fueron calificados con mejor desempeño por sus profesores, y tenían menos problemas de depresión y ansiedad, en comparación con los hijos de amas de casa, publicó Time.

Otra de las ventajas de pertenecer al mundo laboral es la expansión cultural. El estar en contacto con personas de otras áreas y crear relaciones con ellas. Además de la independencia que se crea al no tener que depender del pago de sus esposos.

La lista de contras es muy poderosa también ya que algunos estudios muestran que las madres que forman parte de la fuerza laboral, sienten culpa por dejar a sus hijos tanto tiempo solos o en compañía de niñeras.

Es cierto que trabajar es un gran sacrificio, ya que los hijos son una alegría inmensa. Al dejar a los hijos se cree que estos crecen solos y desarrollan una mala conducta por no tener la supervisión de los padres. Los hijos pueden llegar aprovecharse de las circunstancias y no medir sus acciones dentro o fuera del hogar.

Otra desventaja de trabajar, es el dejar las tareas del hogar para el final en la lista de prioridades. Después de una larga jornada de trabajo, lo último que queremos es llegar a una casa sucia, ya que es hora de ayudar a los niños con las tareas, preparar uniformes para el día siguiente, asegurarse de que cenen y sobre todo terminar tareas del trabajo.

La imagen de la madre que trabaja puede llegar a verse como desnaturalizada ya que constantemente piden ayuda de amigos, familiares y guarderías. El hecho de que dejen a otras personas hacer el trabajo de educarlas las hace ver como malas madres.

Estas malabaristas extraordinarias son un ejemplo a seguir, una vez que ellas logran el equilibrio entre la casa y el trabajo pueden llegar a ser indestructibles. No hay que sentirse abrumada por las múltiples tareas diarias. Un ejemplo de malabarista perfecta es la señora Angélica Rivera de Peña, la Primera Dama, quien muestra día con día como ser madre y trabajar a la vez.

Una madre que se desarrolla con éxito en la fuerza laboral, puede llegar a ser un ejemplo para sus hijos. Enseñarles a los hijos a luchar por sus sueños y metas, y mostrarles que tener varios roles vienen con responsabilidad, son parte de la imagen que la madre trabajadora muestra.

Cada día más mujeres forman parte de la fuerza laboral, mostrando que tienen la misma o más capacidad que el hombre, de cumplir sus roles en la sociedad.

Por: Deyanira Sepulveda


'Los pros y los contras de las mamás que trabajan y las que no' have 1 comment

  1. 10 marzo, 2017 @ 10:25 am Paty

    Claro la mujer se saca la madre trabajando en casa y en la empresa, ustedes apoyan dan aliento, pero quienes nos partimos somos nosotras, para usted tal vez le sea fácil pero para las que no tenemos quien nos de una mano con nuestros hijos y encima soportar a un esposo no es fácil y con el tiempo el cansancio, estres , falta de sueño afectan porque afectan!!!, yo ya he pasado por episodios de ansiedad , crisis de nervios, por tanto cansancio y no tener tiempo para mí, no apoye algo de lo que no esta bien informada, es un trauma para la mujer trabajar en casa y trabajar fuera de ella, no nos hagan ver como las super mujeres que no somos, somos seres humanos que sentimos, lloramos, nos cansamos y también enfermamos por causa de tanto quehacer.
    Le propongo mejor defender nuestros derechos, jornadas de trabajo menos largas, consientización de las personas, respeto por la madre trabajadora, ser consiente de que una madre trabajadora no es la super mujer y no es más mujer que una madre que se queda en casa, el hogar de por si ya es bastante trabajo y más cuando se trabaja fuera.
    Con respecto a los niños cualquier científico o psicólogo podrá decir lo que sea, pero la madre siempre hará falta a sus hijos y déjeme decirle que los chicos con madres trabajadores siiii tienen mas problemas en la escuela en mi caso es así y no solo en el mío si no en al de algunas amigas que trabajan, más es diferente en las que tomaron la decisión de quedarse en casa a cuidarlos(porque tienen un esposo que las apoya por supuesto) Favor sea conciente no haga creer a muchas que todavía no tienen hijos que pueden con todo, porque no es así.
    Hay que educar a los más pequeños, que a la mujer se la respeta y no es necesario respetarla por un titulo o porque trabaja fuera o dentro de casa, valorar a la mujer como a todo ser humano y ser que existe en la tierra
    Y por favor no nos ponga como ejemplos porque ese ejemplo no les quiero dar a mis hijos, la vida es para vivirla y no para pasar todo el tiempo en corres corres y si te das cuenta se te fue sin haberla disfrutado.

    Responder


¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto