Primero Familia

Las ventajas de los campamentos de verano para los niños


Las ventajas de ir de campamento para un niño con necesidades especiales suelen ser las mismas que para cualquier niño, mayor confianza en sí mismo y mayor independencia, los beneficios de la actividad y del ejercicio físico, la oportunidad para relacionarse con otros niños, hacer amigos y construir relaciones, exposición a modelos de rol positivos procedentes de los adultos del campamento, posibilidad de que los padres disfruten de un merecido descanso, entre otros.

La independencia es una ventaja importante de los campamentos de verano. Por ejemplo, un campamento ordinario donde los niños pasan la noche puede dar a los niños con necesidades especiales la posibilidad de estar sin padres, sin médicos y sin fisioterapeutas durante una semana. Harán más cosas por sí mismos y aprenderán a pedir ayuda a sus amigos, lo que favorecerá el desarrollo de sus habilidades para comunicarse y resolver problemas.

Además, un campamento permite beneficiarse del incremento de la actividad física. Muchos niños con discapacidades o enfermedades crónicas son sedentarios y no suelen participar en los deportes ni en las actividades de recreación en que participan sus compañeros. Por lo tanto, se pierden los beneficios sociales y las ventajas relacionadas con la salud del ejercicio físico.

Los campamentos ofrecen un amplio abanico de actividades, como la natación, las carreras en sillas de ruedas, el baile, el tenis o el golf. Estas actividades proporcionan ventajas inmediatas en temas de salud (como la mejora del rendimiento cardiovascular) y opciones recreativas que se podrán seguir desarrollando durante la vida adulta.

Muchos campamentos combinan entornos de aprendizaje con actividades físicas, ofreciendo a aquellos niños que presentan problemas de aprendizaje o de conducta la posibilidad de ponerse al día en las habilidades que necesitan desarrollar durante el descanso veraniego.

Es importante tener en cuenta la búsqueda del campamento adecuado para su hijo, haga listados de los elementos fundamentales que le interesan: una lista de objetivos, una lista sobre las prioridades de atención y cuidado de su hijo y una lista sobre otras consideraciones (como el precio). Si su hijo ha estado alguna vez fuera de casa, durante un fin de semana o más tiempo, y qué experiencias le han podido ayudar a prepararse para esa situación. Esto le ayudará a decidir no solo el tipo de campamento más adecuado para él, sino también si el niño está preparado para un campamento diurno o para pasar noches fuera de casa

El hecho de dejar que su hijo participe en el proceso de búsqueda de su futuro campamento le ayudará a asegurarse de que la elección también se adapta a sus prioridades.


'Las ventajas de los campamentos de verano para los niños' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto