Primero Familia

LA PRIMAVERA Y SUS ALERGIAS


El sistema inmunológico se encarga de proteger nuestro cuerpo de las amenazas externas para evitar que nos enfermemos, cuando una sustancia extraña hace contacto con el cuerpo, el sistema inmunológico se activa y trata de neutralizar y eliminar dicha sustancia.  

 

Las alergias vienen siendo resultado de una falla del sistema inmunológico, el cual reconoce como dañino algo que no lo es. A la sustancia que causa la alergia se le llama alérgeno. El alérgeno puede ser algo que no afecte a las personas que no son alérgicas.

 

Se cree que las alergias pueden ser hereditarias ya que cuando hay un alérgico en la familia, suele haber más.

 

De las alergias más comunes, se encuentra la alergia al polen, y afecta principalmente en temporada de primavera. Es una alergia por inhalación y causa rinitis, algo parecido sucede con la alergia al moho, a la caspa de animales, al polvo, entre otros, debido a que se inhalan.

 

Los síntomas de este tipo de alergias son estornudos, comezón en la nariz, boca, ojos, garganta, piel u otra área, problemas con el olfato y exceso de goteo nasal, y ojos llorosos.

 

Como recomendaciones, te sugerimos que mantengas las ventanas de tu casa cerradas, así como las rendijas del coche, principalmente en las horas de sol. Cuando salgas a la calle, utiliza lentes de sol para evitar el contacto del polen con tus ojos, e inclusive puedes usar una mascarilla, si tu alergia es más fuerte.

 

También sugerimos disminuir las actividades al aire libre al atardecer, en zonas verdes, días soleados, secos y con viento. Evita el césped recién cortado y no cortes el césped. No seques la ropa afuera, ya que se puede impregnar el polen en ella. Lava tu cara y cambia tu ropa cuando regreses a la casa. Toma tus medicamentos para la alergia como lo indica el médico.

 

Algunos antihistamínicos pueden darte sueño, algo que tienes que tener en cuenta dependiendo de la hora a la que lo tomes.

 

Los descongestivos nasales no deben de usarse por periodos largos, no más de cinco días seguidos, ya que producen un efecto rebote. Esto significa que si se usa por más tiempo, cortan los mocos por unas horas pero regresan con mayor intensidad, lo que causa que se tenga que utilizar de nuevo el descongestivo y el organismo se vuelve dependiente a este medicamento.
Se recomienda utilizarlo alternadamente con agua de mar y/o suero fisiológico.


'LA PRIMAVERA Y SUS ALERGIAS' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto