Primero Familia

La necesidad de educar en la convivencia


Por: Mónica Perez 

Todos estamos un poco consternados por el suceso del lunes en el instituto Joan Fuster de Barcelona, alguna fuentes policiales han descrito el estado del menor de “delirante”  insistiendo que oía voces que le impulsan a matar.

Es el primer caso de una muerte violenta de un alumno contra un profesor en España y la verdad que como están ahora las cosas en muchos colegios, el tema es preocupante. Al no tener mas de 14 años queda exento de responsabilidad penal.

Todo esto lo que está pidiendo a gritos es la necesidad de redoblar la atención a la educación por parte de los poderes públicos, multiplicar los recursos e incorporar el seguimiento psicológico en la estructura de los centros.

Las Administraciones públicas deben de dotar a los centros de recursos económicos y formativos para los que somos padres no nos veamos desprotegidos, ante casos no sólo de este tipo, sino ante una de las mayores lacras de esta sociedad, el acoso escolar.

Hay “necesidad de educar en la convivencia” todos necesitamos socializarnos y esto se aprende en el colegio y en casa.

Yo observo que el concepto de la educación ha cambiado, creo que faltan centros educativos con la madurez suficiente para enseñar el valor de convivir.

A veces he llegado a pensar que el maltrato indirecto es peor a veces que el directo, con el directo si te pegan pues te defiendes, pero si no te dirigen la palabra o te roban el material escolar, no deja de ser maltrato físico indirecto.

Leyendo a los que saben de este tema, los niños suelen ser mas crueles que las niñas, pero los PROFESORES deben tener tolerancia cero a la menor sospecha de que algo va mal y por supuesto comunicarlo inmediatamente.

Luego nos lamentamos de los acontecimientos y no me refiero al suceso de Barcelona porque ese tiene una lectura diferente y es otra historia.

Y como la ignorancia es muy atrevida , también te encuentras que muchos creyéndose conocedores de lo que a otros les cuesta una carrera y una especialidad, sueltan pildoritas hirientes.

Lo que tienen que hacer es ponerse las pilas y trabajar, que si es un colegio público, los españolitos lo pagamos de nuestros impuestos, ellos no quieren problemas, quieren niños que acaten las normas, que todo sea maravilloso y eso no existe.

Porque la vida no es maravillosa, la vida es la que es y su trabajo consiste en trabajar con las dificultades y sacarlas adelantes y si no saben, que les guie alguien capacitado para ello, por eso la formación es tan importante.

Hagamos la vida fácil a los niños y si tenemos que hablar hagámoslo aquí, no pidamos justicia en el cielo.

Como decía Ghandi: “Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.”

Significa que, tanto o más grave que las acciones malas de la gente mala, es la indiferencia, el dejar hacer, la culpabilidad implícita en el silencio cómplice de la gente “buena”.

Yo, decidí hace tiempo ya no callarme.

                                              ¡LAS COSAS DEBEN CAMBIAR!


'La necesidad de educar en la convivencia' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto