Primero Familia

¿LA MIEL ENGORDA MÁS QUE EL AZÚCAR?


La miel es el edulcorante natural más antiguo que existe, es dulce y pegajoso, y tiene una multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, como el defendernos de los resfriados o aclararnos la garganta.

 

Independientemente si la miel engorda o no, les vamos a dejar una serie de beneficios que le da a nuestro organismo:

 

  • Facilita la digestión y evita el estreñimiento. Para comidas pesadas puedes tomar una cucharadita de miel, ayudará a tu sistema digestivo. Una cucharadita de miel tras las comidas nos ayudará a conciliar mejor el sueño, ya que la digestión no nos entorpecerá a la hora de dormirnos, además durante el día tendremos energía para continuar la jornada.
  • Ayuda a la formación de glóbulos rojos, lo cual nos ayuda a mejorar cuando sufrimos anemia. Junto con los mejillones y las legumbres, son un perfecto complemento de tu dieta para mejorar el hierro y los glóbulos rojos.
  • Posee propiedades relajantes. Por eso si te cuesta dormir, prueba  a tomar un vaso de agua o leche caliente con una cucharadita de miel. Además de facilitar las digestiones como hemos visto antes, tambien nos ayuda a relajarnos. ¡Pruébalo! Además, también se habla mucho sobre si la leche con miel engorda más que sin ella y lo cierto es que una cucharadita nos va a aporta más beneficios que cosas negativas, por lo tanto merece la pena totalmente. Si quieres restar calorías a tu pregunta sobre si la leche con miel engorda, añade leche desnatada en lugar de leche entera. Menos calorías y sobre todo menos grasa en tu vaso.
  • Es un gran aporte de energía. La miel en ayunas nos dará energía suficiente para el resto del día. Esto lo saben muy bien los deportistas y también es la razón por la que las barritas energéticas llevan casi todas miel.
  • Endulza mucho más que el azúcar blanco. Y es más sano, al margen de si la miel engorda mucho o no.
  • Ayuda a la formación de anticuerpos, por eso se utiliza para el tratamiento de dolores y molestias de garganta, estados depresivos menores, úlceras, gastritis y quemaduras entre otras.

Ahora, si hablamos del contenido calórico de la miel, no es tan grande la diferencia con el azúcar, siendo 400 calorías por cada 100 g de azúcar y 320 calorías por cada 100 g de miel. Además de que la miel está compuesta por antioxidantes, minerales y vitaminas, y el azúcar blanco sólo aporta calorías.

 

Y si hablamos de la glucosa, el índice glucémico de la miel es de 87 por cada 100 g, frente a los 100 que tiene el azúcar blanco.

 

La miel de abeja es un sustituto más que perfecto para eliminar el azúcar de nuestra vida y es una buena aliada para poder perder peso. Sin embargo, debemos tener cuidado y no tomar más de dos cucharaditas al día. Puede parecer poco si eres de los que se echan dos cucharadas de azúcar con el café, pero piensa que la miel es mucho más dulce y necesitarás sólo un poco de miel para el mismo sabor.

 

También es una gran fuente de energía gracias a la glucosa y la fructosa. Ésto a nivel metabólico se traduce en que, al contrario que el azúcar que sólo tiene glucosa, la miel nos aporta una energía mantenida en el tiempo porque la fructosa se absorbe más despacio. De esta forma, el cuerpo no necesita coger nada prestado a lo largo del día ni almacenar grasa para casos de emergencia, pues la propia fructosa se lo proporciona.
En conclusión, la miel engorda más que el azúcar sólo si la tomamos en exceso.


'¿LA MIEL ENGORDA MÁS QUE EL AZÚCAR?' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto