Primero Familia

Guías para una adopción sana


La adopción implica un gran acto de amor, no solo ayuda a las parejas a formar una familia sino que también es un acto de ayuda a la sociedad. Muchos son los niños sin padres ya sea por deceso o porque simplemente no pudieron cuidarlos y son abandonados. A pesar de tantos niños con necesidad de ser adoptados existen reglas estrictas para poder hacerlo, no cualquier pareja o persona califica para adoptar, a veces puede resultar un camino frustrante, cansado y muy triste para las personas que se embarcan en esta experiencia.

Los niños que tienen la necesidad de crecer en un centro para huérfanos, son protegidos, pero están lejos de ejercer su derecho de crecer con el amor y la atención incondicional que un padre y madre ofrece a sus hijos.

Se convierte en algo sumamente delicado precisamente este tema, porque por lo general un padre o madre ofrece este tipo de amor a un hijo propio por instinto, no es lo mismo cuando se trata de un infante que es totalmente ajeno, el amor a veces puede que no sea el mismo o puede que no de la misma entrega. Al principio puede ser muy emocionante y hermoso tenerlo en sus brazos y ver sus sueños hechos realidad, de poder ser madre o padre, pero no se sabe cuando vengan los problemas, si no resulta un niño obediente.

En las malas es cuando se pudiera cuestionar la integridad y los derechos del niño. Estos derechos son los que el gobierno o el país de origen del niño, protegen arduamente, finalmente si no se le va a dar la atención y el cuidado necesario, o lo más importante que pierde su integridad física y emocional, es mejor que crezca solo.

Las normas aunque a veces parezcan absurdas, tienen razón de ser.

Si se toma la decisión de adoptar, está realizando una experiencia totalmente hermosa y milagrosa, pero antes de tomar esta decisión debe realmente de pensarlo y meditarlo arduamente, porque no es una tarea fácil, requiere de muchísima responsabilidad. Tiene que estar totalmente dispuesto a ver a ese niño como su hijo de sangre, que le dará la misma entrega y dedicación que daría a un hijo propio, si tiene dudas lo mejor es que se espere y no siga adelante.

En la pareja deben de estar de acuerdo los dos, si no esta también le podría acarrear conflictos y reclamos futuros con los cuales posiblemente acabe su relación y termine una de las partes criando solo al niño, lo cual no es imposible de realizar pero si más difícil.

En algunos países la adopción es más fácil y sencilla, debido a varias razones, entre ellas al aumento de niños abandonados. Es triste nosotros como sociedad afrontar esta problemática, por lo general estos niños crecen solos y sin amor, y un ser humano que crece así, puede experimentar traumas y deficiencias que no tendría por que tener, pero la realidad es otra. Vivimos en un mundo donde se ven mucho estos casos sin mencionar otros más fuertes, de niños maltratados.

La adopción, cuando es llevada como debe ser, crea un milagro, una oportunidad y un gran amor entre la pareja, el infante y también un gran aporte a la sociedad, al integrarse un ciudadano sano y productivo a ella.

Se debe estar seguro de cubrir todas las necesidades que a continuación le aportamos, necesarias para que un niño crezca sano, emocional y físicamente:

-Integración familiar: la cual consiste de un padre y una madre en una relación estable, principalmente, seguido a la integración de los demás miembros de familia abuelos, primos, tíos etc.

-Un hogar: el niño necesita de un techo un lugar a donde llegar y pueda llamar hogar.

-Educación: desarrollarse con las bases necesarias para llegar a ser un profesional.

-Respeto a sus derechos e integridad.

Es su decisión de hablar o no con su hijo de su origen, pero es mucho más recomendable si lo hace desde un principio. La verdad a veces puede ser dolorosa pero a largo plazo es mejor que vivir en una mentira, que seguramente pasado el tiempo, sea descubierta. Es posible que si su hijo recibe todo el amor y atención de ustedes sus padres, tal vez no sea tan dolorosa. Es bueno también que si su país de origen es diferente al suyo, le enseñe y celebre toda su cultura y costumbres, esto le dará al niño un sentido de identidad.

Finalmente si usted a decidido adoptar, esta usted realizando la labor mas noble, milagrosa y hermosa que un ser humano pueda realizar. ¡Felicidades!

Por: Liliana Sierra

 


'Guías para una adopción sana' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto