Primero Familia

Factores de riesgo y de protección a la familiaCuidar de la familia es nuestro deber


Tener una familia, implica un sin número de responsabilidades, es cuidar y velar por el bienestar y los intereses no solo personales, sino también de aquellos que aportan una sonrisa, una cara amable, una mano amiga, una ayuda incondicional y desinteresada, esa es la familia.

Podemos abordar diversos temas cuando queremos hablar de los factores de riesgo y protección para la familia, pues no se trata de una persona, se trata de un grupo de personas, que tienen distintos gustos, diferentes formas de pensar y sentir, con cualidades similares pero con otras percepciones.

R.Blum, “clasifica el riesgo y la resiliencia en factores predisponentes, familiares y externos. Entre los familiares podríamos encontrar riesgo si existe bajo nivel de educación materna, falta de vínculo madre-hijo, presencia de familia numerosa, nivel de estrés materno; igualmente si hay presiones, pobreza, enfermedad mental en la familia o un ambiente familiar caótico. En cuanto a los factores protectores que la familia puede ofrecer, Blum recomienda “conexión” con al menos, uno de los padres, mantener cohesión familiar, favorecer la familia estructurada y potenciar la unión entre hermanos”.

Entre los riesgos se puede trabajar en situaciones como la pobreza, el estrés, disputas diarias, eventos de la vida, familias sin hogar, abuso, alcoholismo,  enfermedades; o en aspectos un poco más específicos, por ejemplo cuando nos referimos a los adolescentes, se puede identificar depresión, embarazo, drogas, entre otros factores de riesgo, en este momento se podrá actuar con medidas selectivas, facilitando así la prevención, y es en este punto donde queremos ahondar.

Es importante que los padres estén atentos, ya que de esa manera pueden prevenir los riesgos a los que están expuestos los hijos; cuando se tiene conocimiento de los factores de riesgo que rodean a cualquiera de los integrantes de la familia, es más factible que se puedan evitar situaciones no deseadas y tomar las medidas necesarias para disminuir en un porcentaje considerable el riesgo al que todos estamos expuestos.

Para evitar factores de riesgo, existen factores de protección, y son todos esos valores, consejos y modos de vida que imparten los padres a través del ejemplo y del diario vivir, cuando una persona crece con esos valores inculcados por la familia, los va asimilar mejor que aquellas personas que han aprendido o desarrollado una cultura a través de recomendaciones o charlas externas.

Si se parte de la base de que la mayoría de los jóvenes ya han sido educados en la cultura de los valores familiares, y tienen un sentido de cómo vivir aplicando los valores de acuerdo a su experiencia infantil, y sabiendo que las personas que practican valores no los suelen imponer a otra, por mucho que signifiquen para sí mismos, se deben respetar los valores de los jóvenes y sus familias; pero Además se puede estimular el deseo para que encuentren nuevos valores y vivan con ellos. Entre los valores que habría que promover, Dulanto, destaca templanza, prudencia, triunfo y derrota, esperanza, justicia, trascendencia, libertad, amor, autoridad, respeto, tolerancia, responsabilidad y honestidad. Comenta, Antonio Redondo Romero, Pediatra.

Siguiendo en este orden de ideas, la participación activa y permanente de la familia, la sociedad y la escuela, pueden ayudar a nuestros hijos a tener una buena autoestima, lo que le permitirá desarrollarse como una persona segura de sí misma, logrando así vivir en comunidad y no en aislamiento. Cabe mencionar que a través del tiempo cada persona va desarrollando hábitos propios, pero es tarea de los padres, inculcarles a los hijos responsabilidades desde pequeños para que más adelante ellos mismos planifiquen su futuro y sepan alejarse de los factores de riesgo.

Cuando los hijos van creciendo y tienen el deseo de buscar su independencia, se les hará de vital importancia el apoyo de sus padres, para tomar decisiones, comentar sus planes para la vida, administración y ahorro del dinero, cuidados de salud, preparación de la comida, educación, trabajo, carrera, entre otros temas que se supone, los padres deben estar preparados y conocer muy bien. Por esta razón se debe inculcar tener un proyecto de vida, tanto personal como familiar, para que ambas partes se conozcan y tengan una visión de la vida un poco más clara.

Recuerda que los factores de protección hacia la familia dependen de tener una estabilidad en todo el sentido de la palabra, una estabilidad económica y emocional, tener una buena relación afectiva entre todos los miembros de la familia, y que todos sientan que existe un apoyo incondicional.

 Por: Andreina Restrepo C.


'Factores de riesgo y de protección a la familia' have 2 comments

  1. 14 marzo, 2018 @ 3:30 pm hugo

    que bueno

    Responder

  2. 14 marzo, 2018 @ 3:31 pm hugo

    que buena informacion

    Responder


¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto