Primero Familia

Exceso de antibióticos en niños es perjudicial


Usar antibióticos en exceso desde temprana edad puede ser perjudicial para la salud

Probablemente su familia tiene que afrontar cada año los habituales resfriados, dolores de garganta e infecciones víricas. Cuando usted lleva a su hijo al médico por estas enfermedades, ¿espera automáticamente que le receten antibióticos?

Muchos padres sí. Y se sorprenden, incluso se enfadan, si salen de la consulta del médico con las manos vacías; después de todo, ¿qué padre no desea que sus hijos se recuperen lo antes posible? Pero su médico puede estar haciéndole un favor a usted y a su hijo cuando no le receta nada.

Desde hace varias décadas, el uso frecuente de los antibióticos creció significativamente, y los usos de plantas medicinales o de los remedios caseros han disminuido significativamente, sobre todo en las grandes ciudades, de donde provienen la venta y consumo de los mismos, y aunque no se duda del aporte de los antibióticos a la salud, las autoridades previenen del abuso que se hace de ellos, pues así se está haciendo resistentes a los gérmenes, pues los anticuerpos se vuelven inmunes a los mismos.

Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llamado a restringir su uso a lo estrictamente necesario, ya que la humanidad se está quedando sin nuevas armas para combatir infecciones y fuertes virus.

Es por ello que debemos tener extremo cuidado con el uso excesivo de los antibióticos sobre todo en los bebés, pues el problema empieza en la infancia, ya que en los primeros años de vida muchos niños son sometidos a estos tratamientos, y ahora se ha descubierto que pueden favorecer el desarrollo de una serie de enfermedades, como la diabetes tipo 1 o la enfermedad inflamatoria intestinal.

En la infancia debemos tener buenos cuidados con los niños para evitar enfermedades y así mismo el uso de antibióticos ya que la mayoría de los cuadros respiratorios de la infancia son virales, por lo que no se deben dar antibióticos.

“Debemos ver cómo mejoramos el uso de estos medicamentos, para disminuir el daño que hacen en la microbiota intestinal. Quizás los probióticos, que son bacterias protectoras, puedan ser una forma de solucionar este efecto”, dice el doctor Fabián Magne, profesor del programa de Microbiología de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

Tomar antibióticos para los resfriados y para otras enfermedades víricas no sólo no sirve para nada, sino que además tiene efectos secundarios peligrosos: con el tiempo, esta práctica puede dar lugar al desarrollo de bacterias que se hayan vuelto más difíciles de destruir. El uso frecuente e inadecuado de los antibióticos tiene como consecuencia la selección de cepas de bacterias que pueden resistir el tratamiento. Esto se llama resistencia bacteriana. Para tratar estas bacterias resistentes se necesitan dosis más elevadas de los medicamentos o antibióticos más fuertes. Los médicos han encontrado bacterias que son resistentes a algunos de los más poderosos antibióticos que existen hoy en día.

La resistencia a los antibióticos es un problema muy extendido, y los Centros para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) lo han descrito como “uno de los problemas de salud pública más acuciantes en todo el mundo”. Las bacterias que antes respondían fácilmente a los antibióticos se han vuelto cada vez más resistentes.


'Exceso de antibióticos en niños es perjudicial' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto