Primero Familia

Estreñimiento infantil


Por: Nora Oropeza

Es muy importante, que cuando nazca tu bebé o ya seas Mamá de otros pequeños, cuides perfectamente sus hábitos alimenticios. Esto te evitará muchos dolores de cabeza, una mala alimentación o comer comida chatarra puede provocar serios problemas de salud en los hijos como es el estreñimiento. Conoce cuales pueden ser las causas que lo originan y como puedes evitar que tus hijos padezcan de este mal que tanto daño causa a los bebés y a los niños.

El estreñimiento infantil es una de las enfermedades más frecuentes en la pediatría, afecta a bebés recién nacidos, de pocos meses y niños mayores. Este mal ocupa un 25% de la consulta especializada en gastroenterología pediátrica. Básicamente consiste en la disminución de la frecuencia de las evacuaciones o que éstas sean muy duras produciendo dolor al evacuar.

 Las causas pueden ser distintas, de acuerdo a la edad, en la mayoría de los casos ser resuelve con una dieta adecuada.

 ¿Cómo saber si el niño está estreñido?

La frecuencia para evacuar varía según la edad, los bebés lo hacen de 1 a 3 veces al día, pasando el primer año, puede variar de 1 a 2 veces al día. Los niños en edad preescolar, adolecentes y adultos pueden mantener una frecuencia de 3 veces al día o 3 veces a la semana.

Tomando los datos anteriores como estadística promedio, los expertos consideran que el estreñimiento se presenta en personas que evacuan menos de tres veces a la semana o más de tres días seguidos sin ir al baño o bien cuando producen dolor en la evacuación.

Existe estreñimiento crónico en niños mayores de cuatro años, pueden presentar escape involuntario de heces debido a retención fecal, esto se denomina encopresis, esta condición puede ser utilizada como un síntoma y marcador de la severidad del estreñimiento y del tratamiento a seguir.

Para diagnosticar a un menor con estreñimiento, deben presentarse como mínimo una vez por semana durante al menos dos meses:

Menos de tres evacuaciones a la semana.

Defecación dolorosa.

Deposiciones excesivamente voluminosas que obstruyen el W.C.

Heces de gran diámetro en el recto o palpables a nivel abdominal.

Deposiciones excesivamente voluminosas que obstruyen el W.C.

 Las causas del estreñimiento infantil pueden ser orgánicas:

Malos hábitos alimenticios, lo que se presenta con mayor frecuencia y consiste en la falta de agua y fibra.

La dureza en las heces al presentarse la evacuación, puede producir pequeñas erosiones en la mucosa anal llamadas fisuras,  son muy dolorosas provocando en los niños el miedo a ir al baño, lo que acentúa y prolonga el problema del estreñimiento, por lo que se debe acudir al médico lo antes posible.

Alimentación pobre en agua y líquidos, con exceso de bebidas azucaradas.

Abuso de alimentos astringentes: plátano, arroz, chocolate y azúcares refinados, como golosinas.

Horarios  desordenados para las comidas.

Factores psicosociales: inicio de la escuela, acontecimientos familiares traumáticos (fallecimiento, separación, cambio de casa o de ciudad…).

 Los bebés y el estreñimiento

En los menores de dos años el estreñimiento tiene un origen distinto. Cuando se alimentan de leche materna suelen evacuar de dos a tres veces al día, siendo el residuo mínimo, pudiendo por esta causa, dilatar varios días en evacuar y al hacerlo lo hacen de forma normal. Por ello un bebé que se alimente sólo de leche materna será estreñido.

En los casos de leche de fórmula, el estreñimiento puede ser más frecuente, ya que las fórmulas generan más residuos, que lo hacen más difícil de eliminar.

¿Qué podemos hacer para ayudar a los niños con estreñimiento?

Antes que nada debemos revisar la dieta y los hábitos alimenticios e higiénicos, recuerda que una dieta rica en fibras y agua, con frutas y verduras puede ser la solución para este padecimiento. Si notas que se prolonga demasiado acude a tu médico.

¿Qué hacer en caso de estreñimiento del bebé?

Prolongar la lactancia en los menores de dos años, ayuda a prevenir de manera significante el padecimiento en los bebés. La aplicación de baños con agua tibia, masajes abdominales, favorecen la evacuación.

Te recomendamos que para el uso de medicamentos como laxantes y otros medicamentos siempre consulta al médico o pediatra, pues existen muchos disponibles con diversos mecanismos de acción, que pueden perjudicar y no ayudar. En los casos más crónicos que se asocian a encopresis, y no mejoran, se puede necesitar de ayuda psicológica.

 


'Estreñimiento infantil' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto