Primero Familia

Embarazo psicológico


Por: Nora Oropeza

¿Qué es un embarazo psicológico? Empecemos por saber de donde viene exactamente este término, pseudociesis: (‘pseudes’ falso, y ‘cesis’, gestación), es un trastorno psicológico que afecta principalmente a mujeres con un gran deseo de ser madres, presentan claros síntomas de embarazo, como nauseas, vómitos, antojos, no obstante no están embarazadas. Esta condición psicológica, en la actualidad aun desconcierta a los expertos, pues no se encuentra una explicación científica que relacione los síntomas del embarazo con la condición de no estar embarazada.

 Dentro de su origen psicológico, existen dos condiciones totalmente opuestas que prevalecen en las mujeres que presentan el cuadro de embarazo psicológico:

 Mujeres que tienen la gran ilusión ser madres.

Mujeres que tienen fobia a quedar embarazadas.

 En ambos casos, la mente se impone totalmente sobre el cuerpo generando un descontrol sobre las hormonas y el funcionamiento de los ovarios, esto provoca los síntomas clásicos de un embarazo, llegando incluso a dar positivo en la pruebas.

Los síntomas son:

  • Ausencia de menstruación durante nueve meses, es decir, el tiempo que dura un embarazo real.
  • Modificaciones en las glándulas mamarias,  segregan leche y calostro.
  • Sensación subjetiva de movimientos fetales.
  • Náuseas y vómitos. Puede haber constipación y problemas de apetito.
  • Aumento de peso, generalmente mayor que los verdaderos embarazos.

Cómo tratar el embarazo psicológico

Para el tratamiento adecuado, deben considerarse varias circunstancias, principalmente la personalidad de la mujer y la intensidad de los síntomas. Pueden incluirse ecosonogramas o pruebas de embarazo objetivas que demuestren  que no existe un embarazo, logrando con ello ubicar a la paciente en la realidad, reduciendo la presión o stress, con lo que se logra el equilibrio del cuerpo, desapareciendo los síntomas como distensión abdominal y recuperando el ciclo menstrual.

Se recomienda, que paralelamente se busque la ayuda de un psicólogo, para poder encontrar el origen del trastorno como pueden ser problemas afectivos, incapacidad para aceptar la dificultad o posibilidad de fertilidad, imposibilidad para hablar de la maternidad o la presión de la pareja por ser padre.

Aunque parezca raro, este tipo de embarazos es más frecuente de lo que imaginamos.


'Embarazo psicológico' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto