Primero Familia

El agua de chía y sus posibles beneficios para la salud


Texto: Josefina Edelstein

La chía goza de una gran popularidad desde hace algunos años por sus posibles beneficios para la salud. En Centroamérica es muy común la llamada “agua de chía” o “chía fresca”, que se prepara remojando las semillas en agua o, incluso, en jugo de fruta, consigna la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU.

Al hidratar la chía se forma un gel que facilita que sea mezclada con otros cereales cocidos o en otras comidas, agrega la institución mencionada.

Usina nutritiva

Estas semillas originarias de México, donde eran cultivadas por mayas y aztecas, son diminutas pero potentes: concentran ácidos grasos Omega-3, carbohidratos, proteínas, fibra, antioxidantes y calcio, enumera el portal WebMD.

Además, tienen bajo contenido de sodio y menos grasas saturadas que los pescados de mar, indica el portal del médico argentino especialista en nutrición, Alberto Cormillot. El experto también destaca que son ricas en fósforo, manganeso, hierro, potasio, zinc, cobre, vitaminas del complejo B y vitamina E.

A las semillas de chía también se les atribuye el beneficio de controlar el apetito, con lo cual podrían ayudarte a adelgazar. Pero, ¿qué dice la ciencia al respecto?

Pocas certezas

Quienes pretendan mejorar su silueta, no encontrarían la receta milagrosa en este alimento. Un estudio de 2009, publicado en la revista científica Nutrition Research, llegó a la conclusión de que el consumo diario de 50 g (1,77 oz) de chía, durante 12 semanas, en personas de ambos sexos con sobrepeso, no influyó en la balanza y tampoco en factores como presión arterial, inflamación, estrés oxidativo y grasas corporales.

¿Una buena noticia? Una revisión del 2012 de investigaciones en torno a los beneficios de la chía, publicada en el Journal of Biomedicine and Biotechnology, concluyó que podría ser una buena aliada para mantener en equilibrio los lípidos en la sangre.

Receta saludable

Más allá de la evidencia sobre las propiedades de la chía a la hora de adelgazar, podrías incorporarla en tu dieta por su potencial nutritivo, sugiere WebMD.

Para que tengas una idea de cuánto consumir, el portal mencionado indica que 2 cucharaditas contienen 139 calorías, 4 g (0,14 oz) de proteínas, 9 g (0,32 oz) de grasa, 12 g (0,42 oz) de carbohidratos y 11 g (0,4 oz) de fibras, más vitaminas y minerales.

Prepara tú misma “chía fresca” siguiendo esta receta del portal Vegetarianismo.net.

Ingredientes

– 1 cucharada de semillas de chía

– Zumo de 2 limones o 3 limas

– 3 cucharadas aprox. de sirope de agave u otro edulcorante

– 1 litro de agua (33,8 fl oz)

Preparación

Deja en remojo las semillas de chía en una taza de agua durante 1 hora como mínimo. Remueve cada tanto. En otra jarra, mezcla lo que quede del litro de agua con el zumo de limón y la miel de agave. Coloca las semillas de chía en la limonada y mezcla bien. Consérvalo en el refrigerador. Antes de servir, revuelve para repartir las semillas en la jarra y en los vasos. ¡La chía no se cuela!

Eso sí, antes de realizar cambios en tu alimentación, consulta a un especialista.


'El agua de chía y sus posibles beneficios para la salud' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto