Primero Familia

Educando a los niños en las virtudes


Los valores son la base de la moral y son muy importantes en la formación de nuestros hijos.

La responsabilidad como padres es de enseñarles a nuestros hijos los valores para que sean buenas personas. Hay valores que con facilidad los enseñamos pues los practicamos todo los días, pero otros, es importante que se enseñen y se practiquen. Nunca debemos olvidar que nuestros hijos aprenden más de lo que ven que de lo que escuchan. Al darles un buen ejemplo de valores, ellos van a aprender más rápido que si se los repetimos día a día, todos los días.

Uno de los valores más olvidados hoy en día y que se debe inculcar, es la empatía. Cuando les enseñamos a nuestros hijos a sentir lo que los demás piensan, van a respetar a los demás mucho más y con eso, van a vivir una vida mucho más pacífica. Ponerse en el lugar del otro y entender como piensan y sienten es básico para la convivencia feliz y de paz. ¿Mostramos empatía hacia nuestros hijos? ¿Hacia nuestros padres? Antes de actuar, debemos pensar que van a sentir los demás con nuestras acciones, así, jamás haremos algo que los dañe o los perjudique.

La gratitud es algo básico y necesario para ser felices. La persona agradecida es feliz. Un niño que siente que todo se lo merece, nunca va a sentir satisfacción de nada. En cambio, un niño que aprende a agradecer todo lo que llega a su vida, es feliz, es pleno, valora y agradece lo que tiene. Este niño agradecido será un adulto feliz. Todos los días pasan cosas buenas y malas en nuestras vidas, las cosas malas debemos olvidarlas y las cosas buenas debemos valorar y agradecer. Este ejercicio mental debe practicarse hasta que se haga costumbre. Al final del día, podemos buscar 5 cosas por las que debemos agradecer, después de algunos días nos iremos dando cuenta que la vida siempre tiene cosas bonitas por las cuales debemos dar gracias, desde un estacionamiento cerca de la entrada del super, hasta una promoción en el trabajo.

Nuestros hijos deben aprender de nosotros el valor tan importante que del compromiso. Cuando nos comprometemos algo, debemos cumplirlo, mostrando así madurez y responsabilidad. Cuando damos nuestra palabra para hacer algo, debemos cumplir el compromiso y así, vamos a enseñar a nuestros hijos a ser responsables y serios. Un compromiso se debe de cumplir siempre, comenzando con los que hacemos con nuestros hijos.

Un regalo maravilloso para nuestros hijos es enseñarles a valorarse a sí mismos. Esto lo logramos a través de los elogios sin caer en el exceso de la adulación. Debemos tomar en cuenta que otro valor importante es la humildad, así que, nuestros hijos deben saber que no son superiores a nada ni a nadie, en ningún sentido, pero, a la vez poseen cualidades importantes y especiales que los hace importantes y valiosos. Basado en sus cualidades, debemos enseñarles a trabajar arduamente para mejorarse y eso les ayudará a valorarse.

La paciencia es algo muy importante que debemos enseñar a nuestros hijos, en un mundo donde la gratificación inmediata se busca en todo momento, nuestros hijos deben aprender a esperar y controlar sus impulsos. Enseñarles paciencia a los hijos les ayuda a que lleven una vida serena y tranquila, con la confianza que todo llega en el momento que debe llegar.

Nuestros hijos deben aprender el valor de la amistad. Hoy en día se ha perdido el verdadero sentido de la amistad; los niños y adolescentes piensan que ser amigos es agregar más seguidores en Twitter o amigos en Facebook, sin llegar realmente a conocerlos. Debemos enseñar que una verdadera amistad es mucho más que un click en una pantalla; es la convivencia y el apoyo de todos los días, es estar ahí en las buenas y en las malas y ayudar siempre que un amigo lo necesite. Al enseñarles a nuestros hijos el verdadero significado de la amistad, les daremos la oportunidad de tener relaciones  verdaderas y duraderas durante su vida, algo que los hará mejores personas.

Educando a nuestros hijos en todas estas virtudes les daremos la virtud más grande de todas: la felicidad. La felicidad no es algo que recibirán de regalos o de personas, es algo que van a sentir dentro al vivir una vida plena y llena de cosas positivas. Vivir una vida llena de virtudes y tratando siempre de ser mejor personas brinda felicidad. Cuando somos seres humanos felices, damos felicidad a los demás, creando una mejor sociedad y un mundo mejor. Esto es lo más importante, crear hijos en las virtudes para tener un mundo mucho mejor.

Por: Norma Olivares


'Educando a los niños en las virtudes' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto