Primero Familia

¿CON QUIÉN DEBEMOS DEJAR CUIDANDO A NUESTROS HIJOS?


Los padres deben tener en cuenta el cariño que necesitan recibir los niños

En la actualidad, con el vaivén del trabajo y otras actividades, los padres, se ven obligados a dejar a sus hijos solos en casa o con niñeras, vecinos o familiares, más sin embargo, existen ciertas recomendaciones para tener en cuenta y que pueden despejar dudas sobre tan importante decisión, ya que hoy en día los casos de abusos psicológicos y físicos se presentan cada vez con mayor frecuencia frente a los pequeños.

“Cuanto más pequeño es el bebé, mayor es la responsabilidad que recae sobre la persona que se elija para cuidarlo, pues él no tiene la forma de expresar si lo están tratando bien o si está siendo expuesto a cualquier tipo de abuso”, asegura la psicóloga y trabajadora social Liliana Silva González.

Por esta razón, lo más favorable es que a esta edad lo cuide alguien que tenga un vínculo familiar, alguien que sin duda le tendrá aprecio por ser su nieto o nieta, si, se trata de los abuelos, estos son las personas idóneas, ya que aparte de quererlos por obvias razones, tiene experiencia de sobra en el tema de los niños, no en vano, muchos de ellos, tiene más de 10 nietos.

Por su parte, Rodrigo Fajardo, educador y director de Recrearte Nursery, afirma que los abuelos son los mejores cuidadores y alcahuetes y siempre van a estar disponibles para estimularlos. También están pendientes de leerles cuentos, de realizar actividades con ellos y jugarles.

Sin embargo, Liliana Silva recomienda tener en cuenta las competencias de las personas que se harán cargo del bebé. “Hay abuelos que ya están muy mayores o que presentan alguna enfermedad y no pueden, por motivos de fuerza mayor, hacerse cargo de sus nietos. En estos casos, una responsabilidad tan grande como la del cuidado de un niño puede ser contraproducente tanto para el adulto como para el pequeño”, pero si este no es el caso, los abuelos vienen siendo las personas más idóneas para esta labor.

Pero como todo en la vida tiene sus pro y sus contra, hay que tener también algo de cuidado, ya que los abuelitos, por ser familia, a veces caen en el error de darles todo lo que piden los pequeños, y con el fin de consentirlos pueden no estar haciendo bien, sino por el contrario desobedeciendo la voluntad de los padres, por esta razón mucha a veces los niños no ven a los abuelos como autoridad, para que esto no suceda hay que establecer regalas desde el principio y explicarles el porqué de diga instrucción.

Por otro lado, sea que esta labor del cuidado de los niños sea por parte de los abuelos y niñeras, hay en todo caso que hacer énfasis en el tema de la comunicación constante y manejar la transición con paciencia y tolerancia, es decir, hablar con ellos es de vital importancia, pues están jugando un papel fundamental en la crianza de los niños como colaboradores activos, por ello es importante que diariamente les mencionen a los menores que sus padres no están con ellos porque tienen que trabajar, pero que los aman y están pendientes siempre.

Finalmente, es primordial que los padres saquen los fines de semana para compartir con los niños, tratar de reponer el tiempo que se ausentan, explicarles que hicieron en ese tiempo, recordarles cuanto los aman y la falta que les hacen cada que no están con ellos. Esos momentos de esparcimiento, juegos o recreación, les ayudará a los padres a fortalecer los lazos de confianza que tiene con sus hijos, esto sin olvidar que la responsabilidad de los padres no es una tarea que se deba delegar.


'¿CON QUIÉN DEBEMOS DEJAR CUIDANDO A NUESTROS HIJOS?' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto