Primero Familia

Cómo llevar de la mano a tu familia y tus sueños


Para la mayoría de las madres la familia es lo primero. Y sin dudarlo, ni cuestionarlo, están dispuestas a sacrificarse por ella. Sus sueños e intereses pasan a un segundo, tercer o ningún plano y lo afrontan como parte del ser madres.

Sin embargo a muchas mujeres en algún momento de sus vidas, fantasean con algún sueño. Tal vez alguna carrera, objetivo u otro que no fuera el haber formado una familia. Se conforman con saber que ya tienen lo más importante, lo cual es verdad, es muy importante formar y ser parte de una familia, esta nos brinda enormes satisfacciones, gratificaciones, amor y protección, pero también puede darnos frustraciones o limitaciones, dependiendo de cómo lo afrontemos. Algunos de los problemas con los que se encuentran, son que temen ser criticadas, desaprobadas, abandonadas o a sentirse egoístas, entonces siguen tomando decisiones y actitudes para no afrontar estos sentimientos negativos, incluso hasta llegan a sacrificar su salud.

Es muy importante implementar ciertos limites y tratar de seguir las recomendaciones que aquí le proporcionamos.

Empieza por estar más atenta. Estar más pendiente de tus emociones a las reacciones de los miembros de tu familia y viceversa, como por ejemplo, si cuando comentas tu deseo por realizar alguna actividad sola sin la ayuda o la presencia de ellos, esto te crea conflicto o culpa? ¿Con qué frecuencia has puesto a un lado tus actividades o intereses por atender las de ellos? ¿Qué tanto te afecta cuando tus actividades o gustos no son aprobados por ellos?

Regálate más tiempo y se proactiva. Es importante aprender a delegar y pedir ayuda siempre que se pueda, esto nos ayudará a contar con más tiempo. Debe estar convencida que es su derecho tener la vida que desea y hacer las cosas que más quiera y sueñe con realizar, no se límite, ni piense que no tuvo suerte, todo se puede lograr, lo más importante es que esté convencida de ello. En vez de pedir consejos o aprobaciones mejor platique sus planes e intereses a su familia y amigos.

Aprenda a decir: no. Muchas veces quisiéramos hacer todo, acudir a todos los eventos sociales, hacer todos los favores, cumplir con las actividades de la escuela, estar presente en todos los compromisos familiares, trabajar etc. Y los únicos momentos libres si es que tenemos, solo deseamos descansar. Para realizar sus sueños, debe crear un espacio en su tiempo y en su casa para planear y hacer todo lo que se tenga que hacer para cumplirlos. Hacer lo se tenga que hacer, esto significa que varias veces va a tener que decir que no, olvide las criticas y desaprobaciones, algunos entenderán y tal vez otros no, pero en última instancia esto ya no será su problema.

Cambie su manera de pensar. Sea positivo, no piense que tiene que elegir entre tener la vida de sus sueños o a su familia. El seguir la vida que quiere vivir es una manera de también enseñarle a sus hijos que no se tiene porque sacrificar su individualidad y sus sueños, el hacerlo no implica dejar a su familia a un lado, sino más bien incorporarlos a su vida, a sus gustos, inquietudes y aptitudes, invítelos a conocer sus sueños.

Busque personas con sus mismos intereses. Puede resultar muy enriquecedor poder tener contacto con personas que compartan nuestras inquietudes y gustos, pues podremos intercambiar información sobre retos y tropiezos con los cuales nos encontramos en el camino a culminar nuestros proyectos, y se puede lograr una retroalimentación que ayude a conocer de otras técnicas y métodos.

El camino a sus sueños posiblemente no sea tan fácil, como se dice. Incorporar nuevas mecánicas a las que ya tenia establecidas con su familia no será una tarea simple, requerirá de trabajo, esfuerzo y constancia, y habrá momentos en que no podrá hacerlo o las cosas no saldrán como espere, no se siente mal o desanimada cuando no lo logre, piense y sepa que es normal y que es parte de la vida equivocarse, de ello aprendemos y esto es en lo único que se debe enfocar, para no perder la energía que necesita para seguir adelante. Si le es muy difícil o su tiempo es muy limitado, puede empezar con pequeños cambios. Todo se puede lograr y todo lo que vale la pena en esta vida requiere trabajo y esfuerzo, usted no merece menos que convertir sus sueños en realidad de la mano de su familia.

Por: Liliana Sierra


'Cómo llevar de la mano a tu familia y tus sueños' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto