Primero Familia

Como afrontar el alcoholismo de algún miembro de la familia


El alcoholismo es una enfermedad propia de un individuo que depende de la bebida alcohólica con o sin control. Le provoca trastornos a su salud física y mental. Afecta también a su familia, amigos y trabajo.

Existen dos tipos de alcohólicos, el funcional, es aquel que puede seguir con su vida normal, no afecta mucho en su trabajo y amistades, solo se descompone los fines de semana y puede seguir viviendo de esta forma por mucho tiempo, pero de todas formas causa problemas familiares y finalmente afronta graves problemas de salud, si no lo deja, terminará convirtiéndose en un alcohólico disfuncional, el cual es la persona que ya toma sin medida y pierde el control frecuentemente, estas personas necesitan atención inmediata.

Se puede reconocer a un alcohólico por su comportamiento violento, sufre de ansiedad, depresión y puede presentar descuido físico. Todas sus actividades las gira alrededor del alcohol, pierde el control al no poder beber o al beber, invierte mucho tiempo en la manera de recuperarse después, muestra preocupación, no necesariamente lo tiene que hacer a diario a veces solo una o dos veces por semana.

El alcoholismo puede presentarse por haber tenido padre o madre con este problema y haber influenciado en el. Puede también darse por depresión o estrés, y por genética.

Uno de los problemas más comunes a resolver es la negación al problema.

El afectado requiere de un esfuerzo por parte de su familia para exponerle su conflicto, que lo acepte y que busque ayuda.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central que suprime las emociones, esto lo convierte en un elemento de impacto muy negativo en la dinámica familiar al crear un ambiente de tensión y violencia, se deslinda de responsabilidades y crea peleas constantes entre el querer beber y su familia de no dejarlo.

Muchas familias no le dan la importancia necesaria a este problema, siendo muchas las que lo padecen, algunas en un nivel moderado y en otras de gran impacto, lo pueden llegar a ver como una problemática común de una familia.

Pero esta lejos de serlo, una familia en esta situación requiere de ayuda inmediata, pues no solo la persona alcohólica sufre, si no que esta provocando graves problemas psicológicos a sus hijos, que pueden afectar radicalmente sus vidas, para siempre, sin contar con la carga tan pesada que esta poniendo en su pareja al no solo dejarle casi todas las responsabilidades, si no que aparte sufrir de abusos psicológicos que pueden y son frecuentes llegar a ser físicos.

En muchos casos la mejor opción es el divorcio o la separación, la madre debe tomar esta difícil decisión al ver que su pareja no realiza esfuerzo alguno por salir del vicio, a veces es mejor retirarse y estar sola a tener un compañero que realmente no está y que aparte causa traumas y enfermedades a usted y sus hijos.

La primera opción es ayudarlo y apoyarlo a salir adelante y curarse de esta enfermedad, el enfermo requiere de mucha voluntad y esfuerzo diario para lograrlo, tener mucho cuidado de no desmoralizarse si de repente recae. Obviamente es de gran ayuda tener a su familia apoyándolo, pero sino se trabaja para superar este mal, la familia será gravemente afectada.

Los niños empiezan a fallar en la escuela, se puedan tornar violentos e inseguros, se avergüenzan de su madre o padre enfermo, y se llegan a sentir inseguros en su hogar, el cual ya está lejos de llamarse así, y que es el lugar donde más seguros deberían de sentirse, su casa se convierte en un campo de batalla, haciendo que quieran estar lo menos en sus casa, provocando que muchos hijos dejen sus hogares a temprana edad, lo que los conlleva a estragos y dificultades por los cuales no tuvieran que experimentar. Si la madre o el padre que no beba, no toma acción para ya sea que su pareja consiga ayuda o de dejarlo, sus hijos sufrirán las consecuencias y le traerá más sufrimiento del que causaría un divorcio o separación.

Muchas veces las mujeres con parejas alcohólicas, se sienten culpables o mal por dejar a sus parejas en una situación en las que ellas consideran que son necesitadas y requeridas para apoyarlos, se posicionan en un lugar a veces de victimas o heroínas, su autoestima por lo general es baja o se ven que no pudieran soportar económicamente a sus familias.

La mejor opción es buscar ayuda, existen muchos centros de orientación y apoyo para poder lidiar con esta dificultad, a veces la decisión de que usted y sus hijos tengan una mejor calidad de vida, finalmente recae en usted y esa realidad puede a veces ser difícil de digerir pero sin dejar de ser cierta.

Por: Liliana Sierra


'Como afrontar el alcoholismo de algún miembro de la familia' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto