Primero Familia

Cómo afecta el divorcio en el núcleo familiar


A diferencia de lo que muchas personas pueden pensar, a veces el divorcio puede ser la mejor solución en una relación que no funciona bien. Pero en la mayoría de los casos surgen sentimientos de enojo que perduran por mucho tiempo, ya sea por los padres o por los hijos.

Las familias siempre están expuestas a situaciones que pueden poner en riesgo la inestabilidad familiar. La falta de amor, la llegada de los hijos no deseados, los problemas económicos, una grave enfermedad que entra inesperadamente, la falta de tolerancia o los desacuerdos en la educación de los hijos, son algunos de los elementos que pueden fracturar severamente un matrimonio, para llevarlos finalmente al divorcio.

El divorcio, es una realidad que actualmente estamos viviendo con una cifra alarmante y que se está apoderando de la mayoría de las familias. El matrimonio está sufriendo una fría caída con este gran enemigo. Un enemigo que está destruyendo familias, destruye hijos y padres y por lo tanto destroza a una sociedad.

El divorcio es un proceso muy complejo para muchas personas que lo han vivido, dejando efectos que pueden marcar la vida de un individuo, depende mucho de la madurez y asimilación con que se tomen las cosas.

Las consecuencias de un divorcio, pueden ser psicológicas y emocionales, derivando estrés, angustia, dolor, sentimientos de coraje. Estos procesos de adaptación a una nueva forma de vida necesitan tiempo, a partir de la separación física el estado de ánimo y los sentimientos comienzan a enfrentarse, para empezar a entrar en el proceso de aceptación, un reencuentro con nuestros errores  y de qué manera los manejamos,  además,  saber lo que nos llevó a tomar la decisión del divorcio.

Muchas veces, la no aceptación causa una serie de trastornos emocionales y físicos, el desapego a las cosas que antes nos causaban interés y la indiferencia, pueden hacer grandes estragos en la salud de quien esta viviendo este proceso. La salud puede verse afectada dando entrada a grandes depresiones, que al mismo tiempo alteran el estilo de vida de los demás miembros de la familia, los hijos suelen ser descuidados y adoptar conductas agresivas o convertirse en personas calladas y temerosas viviendo con inseguridad; lo que afecta también en el área escolar, provocando, desde problemas de conducta, hasta el total desinterés por la escuela, sienten una relación hostil e insoportable en casa y pueden refugiarse en el alcohol, las drogas o con malas compañías.

Es aquí, cuando la alerta roja empieza a causar estragos graves en una familia disfuncional. Tanto para la pareja, como para los hijos, es muy importante darse el apoyo necesario en este proceso de separación.

Es muy importante indicar, que no es regla general que en un divorcio existan conflictos, no es una situación fácil, pero muchos de ellos han sido la mejor solución a sus problemas y hasta puede existir una relación amistosa, y los hijos no sufren tanto la separación; ya que los acuerdos a los que se llegan son sanos para todos lo que formaban una familia.

También, se deben tomar en cuenta las características propias de la personalidad de cada miembro de la familia, ya que puede haber casos de una separación amistosa o conflictiva y no a todos los integrantes de esa familia afecta igual. Existen personas que lo toman de manera más tranquila y otras de forma agresiva, aún viviendo la misma situación.

Una situación de divorcio en muchos casos, puede llevar a los hijos a asumir nuevos roles, y creencias. Si no tienen un apoyo adecuado durante el proceso y la adaptación a su nueva forma de vida, lo hijos inconscientemente, son orillados a asumir responsabilidades que no les corresponden; convertirse en el pilar económico de la casa, o ver y educar a los hermanos, hacer tareas en el hogar; ajenas a su edad. Esta gran confusión, puede crear severos problemas psicológicos en los niños, es una carga muy pesada, y quienes no pueden resistir pueden llegar a atentar contra su vida, sin embargo, hay quienes maduran más rápido y aunque les cuesta tiempo adaptarse logran salir adelante, convirtiéndose en protectores de su familia y en personas seguras e independientes. Cualquiera que sea el caso, es muy importante estar cerca de los hijos, darles amor, seguridad y que se sientan protegidos, eso hará menos difícil adaptarse a vivir sin una figura tan importante como lo es la madre o el padre.

Los factores más comunes que se presentan durante el divorcio, son extremadamente dañinos para los hijos, los padres que tienen el poder económico y que en sus manos esta la sobrevivencia de la familia, suelen castigar a la ex esposa limitándola económicamente y por otra parte, las mujeres que desafortunadamente utilizan a sus hijos como el arma más letal para hacerle daño a los padres, mandando mensajes agresivos y tratando de descargar todo su coraje, para hacerle daño a su ex pareja,  sin darse cuenta, el gran daño que esta situación les provoca a los hijos, dejando huellas emocionales muy profundas, causando sentimientos de coraje o de temor hacia uno de los padres.

Por: Nora Oropeza


'Cómo afecta el divorcio en el núcleo familiar' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto