Primero Familia

Cantidad y calidad de tiempo para nuestros hijos


La cantidad y calidad de tiempo para nuestros hijos es un tema que a lo largo de los años se ha debatido mucho, esto debido a que se suele argumentar que vale más la calidad que la cantidad de tiempo que dediquemos a nuestros hijos, pero ¿qué tan cierto es esta ficción?.

Hoy en día la situación económica es cada vez más difícil, la mujer se prepara cada vez más para salir a delante y poder mantener una familia; cuando anteriormente sólo el hombre era el que se tenía que preocupar por trabajar y sacar a la familia adelante. En este tipo de situaciones tanto la madre como el padre, pasan horas en el trabajo con tal de tener una mejor calidad de vida tanto para ellos y sus hijos. Es por eso que no pasan mucho tiempo con sus hijos, no los ven hasta en la tarde o noche y aquí es donde surge la pregunta de que tan buena es la cantidad o calidad de tiempo que solemos dedicarles a nuestros hijos, ¿estaremos haciendo lo correcto?, ¿en realidad necesitarán más “cantidad de tiempo” con nosotros? o solamente con pasar un buen rato reemplazará ese tiempo muerto o perdido.

Tanto la cantidad como la calidad de tiempo son importantes dentro de una familia, ya que una con otra van de la mano.

Basándome en experiencias personales, en muchas ocasiones se podrá estar muchísima cantidad de tiempo conviviendo con la familia sin tener un momento de “calidad”. Un momento de calidad no se mide por la cantidad de tiempo en la que se este con los hijos, este momento puede surgir en un instante de estar entablando un tema de conversación o tal vez, no llegue en ese día.

Sin embargo se disfruta el estar conviviendo, platicando, riendo, recordando buenos momentos con los hijos, sin tener que pasar por algo bueno o por algún chiste que lo convierta en lo que le suelen llamar “calidad”.

En mi opinión, el simple hecho de estar con esa persona que tanto queremos y que es parte de nosotros, que es nuestra familia, un ser al cual le dimos vida y nos dio el don de ser padre de familia y formar una familia, lo convierte en tiempo de calidad, por que no todo el tiempo estamos a lado de ellos, no a cada instante estamos conversando con ellos, es por eso que debemos de apreciar cada momento y convivencia con nuestros seres queridos.

Somos dichosos de tener a alguien con esas cualidades y virtudes, esas personas que le dimos vida para poner en práctica todos aquellos atributos que lo hacen una buena persona, un ejemplo a seguir.

Debemos aprender que no importa el tiempo que pasemos con nuestros hijos, ya sean cinco minutos, una o 3 horas al día; lo que importa es la forma en la cual nosotros lo vemos, como tomamos ese pequeño tiempo y espacio en el que nosotros le demos un toque especial, haciéndolo un momento inolvidable tanto para ellos como para nosotros.

Como padres de familia tenemos el deber de dejar huella en cada paso que den, que ellos tengan el conocimiento de que estemos o no en ese momento o etapa importante para ellos, nosotros desde mente y corazón estaremos ahí.

También es fundamental recapacitar sobre las cosas que hacemos en vez de pasar un tiempo con ellos, ya sea algún compromiso o reunión con amigos, ya que si no se convive mucho tiempo con los hijos es importante dejar esos compromisos para otro tiempo, los compromisos pueden esperar pero los hijos no.

Debemos tratar de no perdernos alguna etapa o actividad importante para ellos, ya que ellos también tienen sentimientos, aprecian todo aquello que hacemos por ellos y necesitan que estemos a su lado cuando más lo requieran.

Es importante que por lo menos 2 veces al mes tratemos de cumplirles algún gusto en particular o preguntarles que es lo que más les gusta hacer en nuestra compañía, como ir al cine, jugar algo en especial, ver películas en casa, ir de compras o al mandado, asistir alguna piscina en tiempo de verano o que colaboren dentro de la casa con nosotros en ciertas actividades.

Por lo general en estas actividades es donde nosotros como padres de familia aprendemos de ellos y ellos de nosotros, donde podemos observar los buenos seres humanos que hemos formado a lo largo del tiempo, haciendo de esto una cantidad y calidad de tiempo inolvidable.

Aprendamos a distribuir nuestro tiempo de manera correcta, que podamos integrar nuestras actividades con nuestro tiempo libre, para así disfrutar de un buen momento con nuestros hijos.

 Por: Alexandra Flores


'Cantidad y calidad de tiempo para nuestros hijos' No Tiene Comentarios

Se el primero en comentar

¿Te gustaría compartir tus pensamientos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y/ó spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.

2014 Primero Familia | Políticas de Privacidad | Contacto